PERSONAJES / GRUPOS DESTACADOS

El Tropero Sosa

Tomás Godoy Cruz

Olaya Pescara de Tomba

Juan Maurín Navarro

Margarita Malharro de Torres

Federico "Chipo" Céspedes

Ernesto Contreras

Marta I. Gómez de Rodríguez Britos

Equipo femenino de hockey sobre césped, Club Obras Sanitarias

Julio Roque Pérez

Jorge Juan Augusto Contreras

Rosa Antonietti de Filippini

Manuel Pereyra Puebla

Julio Leopoldo Olmos Zárate

El Tropero Sosa

El Tropero Sosa (Mendoza s/f- San Vicente 1823) Pedro Sosa era el nombre de quien se dedicaba al transporte de mercancías entre el puerto de Buenos Aires y Mendoza. Poseía carretas tiradas por bueyes y corrales de mulas en la villa de San Vicente, las que eran muy requeridas para la actividad comercial. Estando San Martín formando el Ejército Libertador propuso a los distintos troperos una paga extraordinaria a quien pudiera traer pertrechos desde Buenos Aires en la mitad de tiempo del requerido para hacer esa travesía. Fue Sosa el único que acepto la misión la que le llevó 41 días de los habituales 80 o 90 que se tardaba habitualmente, lo que constituyó una hazaña teniendo en cuenta lo rudimentario de los caminos y el acecho de bandidos e indios. Por esa tarea, el tropero no aceptó retribución alguna, así como  por la provisión de las 1.500 mulas necesarias para cruzar la cordillera de Los Andes. Esto significó que San Martín lo condecorara y forjara una amistad profunda hasta el fin de sus días.

Texto: Carlos López (MGC)
Foto (con fines ilustrativos): Tropero 1885, Alejandro Witcomb

Tomás Godoy Cruz

Tomás Godoy Cruz (Mendoza, 6 de marzo de 1791 – 15 de mayo de 1852) Hijo de Doña Nicolasa Cruz y Méndez de Sanjurjo y del Doctor en Leyes y hombre público Don Clemente de Godoy Videla, realizó sus estudios en la Universidad de San Felipe (actual Universidad de Chile en Santiago). Graduado de Bachiller en Filosofía, Cánones y Leyes y una vez vuelto a Mendoza, es elegido en 1815 junto con el Dr. Juan Agustín Maza como diputado y representante por Mendoza en el Congreso de Tucumán. Fue un estrecho colaborador y amigo del General José de San Martín en la preparación de su expedición libertadora, comprometiendo su fortuna personal en el equipamiento del Ejército de los Andes. Ejerció el cargo de Gobernador de 1820 a 1822 y ministro del Gobernador Videla Castillo hasta 1831 cuando, en medio de los enfrentamientos entre unitarios y federales y debido a sus ideas liberales, debe exiliarse en Chile donde subsiste dictando clase en colegios. Allí colabora con el sistema educativo publicando diversos textos y, paralelamente, inicia la industria de la seda con su suegro quien se hallaba en Mendoza. Este emprendimiento tuvo gran éxito superando a los tejidos importados, por lo que su antiguo rival, el caudillo Félix Aldao lo invita a regresar en 1844 para que siga desarrollando esa actividad que tanto benefició a la provincia. Fallece en 1852 encontrándose sus restos en la iglesia San Vicente Ferrer, frente a la plaza cívica.

Texto: Carlos López (MGC)
Foto: MGC

Olaya Pescara de Tomba

Olaya Pescara de Tomba (Mendoza, 1857  – 1933). Pertenecía a una tradicional familia criolla del antiguo San Vicente. Fue muy querida y reconocida por su obra social. En 1885 se casó con el inmigrante italiano Antonio Tomba. El matrimonio tuvo dos hijos: Orsola y Luis. Las recurrentes epidemias de fines del siglo XIX hicieron visible la necesidad de crear un hospital. Doña Olaya participó activamente en la creación del Hospital El Carmen (1900) junto a su madre y su generoso esposo. Era común verla en los corredores y salas del Hospital atendiendo detalles de funcionamiento y dando alivio espiritual a los enfermos. Tenía una inspiración profunda para fundar un nosocomio. Su pequeña hija Orsola había fallecido de difteria a la edad de siete años (1892). También colaboró con aportes económicos para la construcción del edificio actual de la iglesia San Vicente Ferrer (1912) y donó el terreno para la construcción del Colegio Compañía de María de Godoy Cruz (1905).
Construyó una suntuosa casa (1907) frente a la Plaza Mayor (donde hoy está el Banco de la Nación Argentina). Fue conocida como “palacio de la caridad” o “comedor de los pobres” porque Doña Olaya instaló  una galería hospitalaria en la que brindaba abrigo y comida a enfermos, desvalidos y mendigos.  Falleció el 19 de enero de 1933, la radio expresó: “Ha muerto la madre de los pobres”. El pueblo godoicruceño llevó con sus propias manos el ataúd hasta el cementerio y los enfermeros del Hospital El Carmen hicieron guardia con  blancos uniformes alrededor del féretro. El diario La Libertad señalaba: “la señora de Tomba formó en Godoy Cruz una verdadera escuela de altruismo”. Al día siguiente de su fallecimiento, el Concejo Deliberante  designó con su nombre a una calle del departamento.

Texto y foto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)

Juan Maurín Navarro (1906-1972), fue médico sanitarista y director de Salud durante la intendencia de Renato Della Santa (1936-1939 y 1939-1942) en Godoy Cruz. Fue profesor de las Universidades del Litoral (1957) y de Cuyo (1956-59). La Federación Universitaria Argentina lo designó Maestro de la Juventud Argentina. También se lo ha llamado Vigía solitario de la pediatría nacional.
Creó el Centro de Defensa de la Madre y el Niño de Godoy Cruz como un organismo de asistencia materno-infantil polivalente. Tenía la función de asistir en las diferentes fases del ciclo y contaba con múltiples funciones: consultas, vigilancia médica, asistencia domiciliaria, control sanitario de la familia, prevención y vacunación, educación y estudios sanitarios; y  lucha contra las grandes endemias regionales. Además, por Ordenanza 217/1940 se había establecido la Caja Municipal de Asistencia Social a la Maternidad e Infancia.  Entre los logros de esta política sanitaria encontramos  la disminución de las defunciones infantiles a partir de 1940 y, específicamente, la inexistencia de fallecimientos por difteria, a diferencia de las registradas en otros departamentos. La población recibía volantes explicativos sobre la higiene y medicina materno infantil. En la calle Antonio Tomba 220 se ubicaba el consultorio de niños atendido por los médicos Juan Maurín Navarro y Roberto Rosso; y los partos a domicilio estaban a cargo del doctor Luis Tosi secundado por dos parteras. Cada madre recibía un carnet asistencial donde se anotaba el peso del niño, la alimentación necesaria, la ficha clínica y la ficha del recién nacido.
Maurín Navarro publicó los libros  Esquemas de Pediatría Sanitaria y Social (1956) e Introducción a la higiene social de Cuyo (1945).  Este último fue premiado por la Comisión Nacional de Cultura y describió la labor en Godoy Cruz.

Texto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)
Foto: Balmaceda, Sylvina. Godoy Cruz, Memoria de todos. Municipalidad de Godoy Cruz, 2010.

Margarita Malharro de Torres

Margarita Malharro de Torres (Bell Ville, Córdoba 1921 – Godoy Cruz 1994). Vivió desde su adolescencia en la ciudad de Buenos Aires, donde estudió profesorado en letras, obteniendo el título en 1938. En 1946 se casó con Emiliano Martín Torres y se radicó en Godoy Cruz. Ejerció la docencia y colaboró en la reedición de obras de Domingo F. Sarmiento. ​ En 1956 se convirtió en la primera directora del Escuela Superior del Magisterio de la provincia de Mendoza. ​ A lo largo de su carrera, en Mendoza contribuyó a la creación de escuelas, institutos terciarios y facultades como la de Derecho y de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo. Comenzó a militar desde joven en la Unión Cívica Radical, y entre 1957 y 1972, integró la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP). En 1960, asumió como senadora provincial, transformándose así en la sexta mujer senadora de la historia de Mendoza y la primera radical en ocupar ese cargo electivo. Entre 1963 y 1965 fue concejala del Departamento Godoy Cruz por la UCRP. ​En 1983 asumió como senadora nacional por Mendoza, con mandato de nueve años. ​ El 6 de noviembre de 1989 presentó en el Senado un proyecto de ley que fue aprobado en 1991, con el número 24.012 (conocida como ley de cupo femenino), que estableció un porcentaje del 30 % de mujeres en las listas de candidatos. A partir de entonces comenzó a aumentar el número de legisladoras en el Congreso de la Nación. ​ En el Senado la ley se reglamentaría para las elecciones de 2001, las primeras con voto directo de senadores. A modo de homenaje, un parque en Godoy Cruz, lleva su nombre.

Texto: equipo MUVI, en base a bibliografía citada y Wikipedia
Foto: Diario Los Andes

Federico "Chipo" Céspedes

Federico “Chipo”  Céspedes (Mendoza 1930 – Mendoza 2017) Vecino de Godoy Cruz, forma parte de la generación de Carlos Alonso, Julio Le Parc y Quino. Estudió en la Universidad Nacional de Cuyo con maestros como Víctor Delhez y Sergio Sergi, exponiendo en Argentina y diversos países americanos y de Europa. Elaboró esculturas, frisos, murales, además de escenografías y afiches de las fiestas de la vendimia, destacándose obras como “El guardián del vino” (bronce) escultura de un toro escala 1/1 para la bodega Giol, el Cristo de los Cerros y el Conmemorativo a los Caídos en Malvinas entre muchas obras.

Texto: Carlos López (MGC)
Foto: Diario Los Andes

Ernesto Contreras

Ernesto Contreras (1937-2020).  Ciclista de trascendencia nacional e internacional. Fue ocho veces campeón argentino consecutivo de pista (1956 a 1963), tres veces campeón argentino en ruta (1959, 1970 y 1971), vencedor del Cruce de los Andes en dos ocasiones (1968 y 1973), participó en  Juegos Olímpicos mundiales, reconocido con la Cruz al Mérito en Mendoza y con el Olimpia de Plata en Buenos Aires. Sus triunfos contribuyeron a hacer al ciclismo muy popular. Fue apodado por  Marcelo  Houlné -relator de LV8 Radio Libertador-, como “el Cóndor de América”, en alusión a su destacada actuación en el Cruce de los Andes.
Siendo niño ayudaba a su padre en la finca que administraba en Medrano (Junín, Mendoza, su lugar de nacimiento). De joven fue empleado del ferrocarril y  la cervecería Andes. En 1984 instaló un negocio de venta y arreglo de bicicletas en la esquina de las calles Pellegrini y O´Higgins de Godoy Cruz. Esta fue su ciudad por adopción.  Vivió hasta sus últimos días en el barrio Vandor donde se había instalado en 1973  con Marta Martínez  su esposa  y madre de sus tres hijos: Ernesto Walter, Omar Alejandro y María Laura.
Fue reconocido en vida. El Senado de la Nación lo distinguió con la Trayectoria deportiva y ejemplo de vida y  lleva su nombre el velódromo de la provincia de Mendoza y una ciclovía de Godoy Cruz. Esta ciudad lo reconoció como Vecino Honorable y Deportista destacado. Era un ciudadano comprometido y dispuesto a brindar sus conocimientos. Enseñó el oficio de bicicletero a jóvenes, a partir de un proyecto de derechos humanos de la Municipalidad de Godoy Cruz.

Texto y foto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, Filial Godoy Cruz)

Marta I. Gómez de Rodríguez Britos

Marta I. Gómez de Rodríguez Britos
Esta destacada vecina de Godoy Cruz, fue profesora titular de las cátedras de Historia del Arte General e Historia del Arte Argentino y directora del Instituto de Historia del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo. Diplomada por la Universidad de Madrid, ha estudiado y analizado críticamente obras arquitectónicas, restos arqueológicos, monumentos, esculturas y pinturas en Museos y Galerías de Arte en Europa, Medio Oriente, Egipto, América y Argentina. Especializada en arte argentino, particularmente de Mendoza, es directora de la colección Letras Mendocinas, de la Editorial de la Facultad de Filosofía y Letras (UNCuyo). Entre sus más destacadas publicaciones se encuentra la serie Mendoza y su arte, que en sucesivas etapas, ha descripto el ambiente del arte y sus protagonistas entre 1910 y 1950. Ha sido beneficiaria de becas y premios en el país y en el extranjero.
Participó en más de una treintena de congresos, simposios, jornadas con presentación de trabajos, en nuestro país y en el extranjero. Fue asimismo, directora de Cultura de la provincia de Mendoza.

Texto: equipo MUVI en base al CV de Gómez de Rodríguez Britos
Foto: archivo Gómez de Rodríguez Britos

Equipo femenino de hóckey sobre césped, Club Obras Sanitarias

Arriba de derecha a izquierda:
Héctor Pato Carballo; Cristina Cunietti; Marta Iturralde; Beatriz Segura; Adriana Fernández; Cristina Giaccaglia; Cristina Dicenzi; Laura Segura; Abajo de derecha a izquierda:
Mabi Piovano; Alicia Lucero; Beba Furlán; Susana Moreno; Cecilia Torres; Edit.Marzetti

Una tarde de primavera – verano de 1970, en las instalaciones del Club Obras Sanitarias, un grupo de jóvenes mujeres fue convocado por  Héctor “Pato” Carballo para conformar un equipo de hóckey sobre césped. El deporte recién iniciaba su practicaba en la provincia.
El novel equipo de Club Obras, comenzó con las reuniones informativas, técnicas y con prácticas. En tanto definían la vestimenta y conseguían los sticks y las bochas, practicaban con palos chatos y una bocha de polo. Como parte del entrenamiento, Carballo las llevó a ver un partido de futbol al Club Antonio Tomba, porque las técnicas de juego eran similares.
El primer plantel quedó constituido por: Alicia Lucero, Susana Llungany, Cecilia Torres, Miriam Castella, Mónica Carceller, Adriana Fernández, Rosa Leotta, Mirta Leotta, Cristina Cunietti, Toti Bustos, Edit Marzetti, Mirta Rinaldi, Patricia Palma, Susana Facio, Cristina Giacaglia, Elba Pascual, Susana Moreno, Norma Segura, Juliana Segura, Laura Segura, Aída Pugliesse, Mirtha Segura, María Piovano, Mirta Iturralde, Marucha Crayón, María C. Di Cenzi, María C. Furlán, Elena Frasson, María E. Vargas, María R. Barceló, María C. Martín, Gladys Constantini, Chiquita Murúa, Liliana Butti, Silvia D´Amore, Stella M. Padro y Nora Aguirre.
Al comenzar el año 1971, las chicas de Obras debutaron frente a otros equipos. Se incorporaron más jugadoras y se formaron las secciones A y B. Poco después se creó la Asociación de Hockey Sobre Césped, como delegadas del club participaron Teresa Goñi y Edit Marzetti. La asamblea constitutiva de la Asociación fue el 30 de junio de 1971 y estuvo presidida por Miguel Setién. En esa época, el equipo de Obras empezó a ser entrenado por el profesor Jorge Estrada.
En 1973 empezaron a formarse las divisiones inferiores creadas por Estrada como las “Hormiguitas Coloradas”. Encuentros amistosos con otros equipos locales y viajes de intercambio con otras provincias permitieron la expansión y dieron lugar al tiempo de los varones en Obras Sanitarias: la división masculina se creó en 1976.
Las integrantes del primer equipo femenino de hóckey de Godoy Cruz,  volvieron a reunirse el 30 de marzo de 2021, en la plaza departamental, para celebrar sus bodas de oro.

Texto y foto: Edit Marzetti (Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)

Julio Roque Pérez

loco julio

Julio Roque Pérez (Junín, 1940- Godoy Cruz, 2020).
Pérez, fue un reconocido hincha de club Godoy Cruz Antonio Tomba, apodado “el loco Julio”. A los 12 años, se mudó al departamento de Godoy Cruz donde conoció a su club favorito. A los 15 años ganó la Lotería de San Juan y, como era analfabeto, la policía lo acompañó a buscar el premio de Mendoza a San Juan. El dinero fue donado en su totalidad al club ayudando a la construcción del estadio Feliciano Gambarte. En sus primeros años en el departamento Julio vivió en la calle, cerca del barrio Bancario. Julio y sus amigos iban a trabajar como recolectores de basura y allí era donde conseguían cosas para vender y comer, hasta que un amigo murió aplastado por la compactadora del camión de la basura. Después de ese accidente, el “Loco” se mudó al barrio Soberanía de Maipú, para finalmente establecerse en las inmediaciones del Estadio Feliciano Gambarte. En 1963, el Loco consiguió un empleo en la municipalidad de Godoy Cruz, donde trabajó hasta su jubilación a los 60 años. Viajó con el Club a distintos lugares, entre ellos a Corrientes, cuando el Tomba ascendió en el 94 al Nacional B, y a Chile cuando disputó la Copa Libertadores. ​El 1 Junio del año 2016, su club,  inauguró una estatua en su honor. ​Falleció el 12 de mayo de 2020, a los 79 años.

Texto: equipo MUVI, en base a bibliografía citada y Wikipedia
Foto: Diario Los Andes

Jorge Juan Augusto Contreras

Jorge Juan Augusto Contreras (Guaymallén, 1925- Godoy Cruz, 2008).
Nació en Guaymallén, en el seno de una familia de origen humilde. Hizo toda su escuela primaria y secundaria en el Colegio Normal Tomás Godoy Cruz, donde obtuvo el título de maestro. Durante un muy breve periodo trabajó como Director Maestro de la Escuela de Polvaredas situada en el Departamento Las Heras. Luego estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCUYO, donde recibió el título de Profesor de Geografía e Historia.
Se ordenó como sacerdote habiendo cursado en el seminario mayor de la ciudad de Córdoba durante 1962. Durante la década de 1970, el “padre Contreras”,  cumplió funciones como Vicario parroquial de la humilde Vicaría San Pablo, ubicada en el barrio Santa Elvira de Guaymallén, también  se dedicó a la defensa de los derechos humanos de personas detenidas. Desde 1974 hasta 1976 fue profesor en el Centro Educativo de Nivel Secundario N° 26 “Escuela Sindical Bancaria”, dictando Filosofía. En 1981 fue designado cura párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de la Villa Tulumaya, en Lavalle, desde donde también realizó una importante labor social no solo en el pueblo, sino a lo largo del desierto lavallino. En 1991 fue destinado al barrio La Gloria de Godoy Cruz, donde además de hacerse cargo de la parroquia Virgen Peregrina trabajó por la promoción social de sus habitantes. Entre sus aportes a esta comunidad deben incluirse también trabajos de cultura popular, como alentar la formación de la murga “Los Gloriosos Intocables” y permitir que el grupo ensayara en las instalaciones parroquiales. En 1995 fue asignado como capellán de la Penitenciaría Provincial.
Fue galardonado por diversas entidades públicas y privadas reconociendo su importante labor social en Mendoza. Uno de estos reconocimientos se produjo en el año 2007, en el cual el Consejo Superior de la UNCuyo, en Mendoza lo nombró Doctor Honoris Causa. En noviembre de 2011, el Gobierno de la Provincia de Mendoza decide homenajear al cura de los pobres imponiéndole su nombre a la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Mendoza.


Texto y foto: CR/Equipo MUVI, en base a bibliografía citada y Wikipedia

Rosa Antonietti de Filippini

ROSA-ANTONIETTI-DE-FILIPPINI

Rosa Antonietti de Filippini (1919-2008)
Escritora, ceramista y escultora. Solía decir que “era maipucina por nacimiento y godoicruceña por adopción”. Residió en calle Colón 379, a pocas cuadras de la Plaza Mayor Tomás Godoy Cruz. Su segundo hogar fue la Biblioteca + Mediateca Pública Municipal Manuel Belgrano que conserva sus obras publicadas.
Fue fundadora y presidente de la Agrupación Gente de Arte, directora del Museo Municipal Fernando Fader y colaboradora incondicional de las actividades culturales organizadas en el Municipio.
Su vasta e importante producción literaria recibió numerosas distinciones, entre las que citamos: Primer Premio Provincial de Novela (1969); Primer Premio Municipal de Novela con la obra Los Huaycos; Primer Premio Nacional de Cuentos Históricos con la obra El Encomendero del Gran Demonio (1975). También resulta ganadora junto con 17 escritores de todo el país del Primer Concurso Nacional de Cuentos Municipalidad de Godoy Cruz, que da lugar a una antología editada por dicha comuna.
Además recibe distinciones a su trayectoria: la Sociedad Argentina de Escritores la designa La mujer del año (1975); la Sociedad MAPA de Buenos Aires le otorga el Mapa de Plata de la República Argentina (1979); la “Società de Pontzen”, Nápoles, Italia la nombra Académica de Mérito (1981); la Sociedad Alicia Moreau de Justo la designa  “Alicia ’86” por la provincia de Mendoza.
Sus obras poéticas son: Compulsión de canto y piedra (1963), La catedral quebrada (1964),  Americano de la vereda de aquí (poesía 1965); El barrio de papel (1968)  y El hijo de Cobre (1972). Entre sus novelas citamos Viña en celo (1971) que refleja la evolución socio-económica de Mendoza y fue llevada al cine; Los Huaycos (1990), novela testimonial;  y La abuela sanvicentina (1993), inspirada en la historia de la ciudad de Godoy Cruz. En género cuentos publicó el libro Soma Sema (1972).
El 13 de junio de 2017, día del escritor, se inauguró una parada lectora  con el nombre “Rosa Antonietti Filippini”, en calle Colón 330, próxima a la que fuera su vivienda. En la vereda se puede leer un pensamiento de esta autora escrito en cerámica: “Para transitar la miel silvestre de las ideas le suelto las celdillas al panal del pensamiento”.
El arte de Rosa está comprometido con la tierra  americana, argentina, mendocina y godoicruceña. Fue una escritora que expuso en su literatura su compromiso con la identidad. Su forma  de agasajar a  amigos y vecinos era obsequiar poesías que escribía espontáneamente a mano o con su vieja máquina Olivetti. Tenía el hábito de estar varias horas al día sentada, leyendo o escribiendo. La inspiración siempre la encontraba trabajando.

Texto y foto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)

Manuel Pereyra Puebla

manuel pereyra puebla achicada

Manuel Pereyra Puebla (1916-1997)
Manuel Pereyra Puebla fue un Maestro de ajedrez nacional, latinoamericano e internacional. Creó un sistema  que consistía en una singular forma de apertura del juego, sobre la cual se han publicado los libros “Sistema Pereyra y el ajedrez mendocino”, “Ataque Pereyra” y “Sistema Londres/Pereyra”. Fue reconocido también en su tierra como “Gloria del deporte mendocino” por el gobierno provincial y el Círculo de periodistas, en 1983.
Pereyra Puebla vivió en el Barrio Bancario de Godoy Cruz. Inició su práctica en la década de 1930 cuando tenía 17 años. Su primera competencia se realizó en una peluquería, ubicada entre las calles Leguizamón y Perito Moreno. Se organizó un torneo  y ganó  el premio que consistía en ocho cortes de cabello.  Luego participó en el tradicional Club Godoy Cruz Antonio Tomba que integraba la Federación Argentina de Ajedrez desde 1950.
Era empleado de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y por algunos períodos fue destinado a localidades alejadas. Esto le impedía continuar con su juego en forma presencial. A instancia de Héctor Decio Rossetto, ajedrecista argentino y gran maestro internacional,  se hizo socio de la Liga de Ajedrez por Correspondencia. En esta modalidad, los tiempos entre una jugada y otra eran extensos, por ejemplo un campeonato mundial llegó a durar cuatro años.  La carta en papel era el medio de comunicación. Se contactó con jugadores de todo el mundo. Manuel sugería a sus competidores que las estampillas  de las cartas tuvieran contenido de flora y fauna. Así tuvo una gran colección con imágenes exóticas, seguramente admiradas por filatelistas.
Un amigo y campeón mendocino, Gabriel Massut, recuerda que en los torneos que compartió con Manuel, sus partidas llamaban la atención y la admiración del público por la “calidad de sus combinaciones”. También rememora que visitar su casa en la calle Cabildo Abierto al 400  era entrar en el “mundo ajedrecístico y te mostraba las más exóticas partidas que estaba viviendo en todas partes del mundo”.
La historia del Maestro recupera la memoria viva de un juego ciencia que ha permanecido en el tiempo por casi dos milenios y ha atravesado diferentes  espacios. Su universalidad es indiscutible. La Municipalidad de Godoy Cruz  inauguró el 4 de diciembre de 2020 un paseo con el nombre “Manuel Pereyra Puebla (1916-1997). Maestro del Ajedrez Mendocino”  en el Parque Mitre que cuenta con  ocho mesas, tablero y una escultura de una pieza de ajedrez. Ese nuevo espacio de la ciudad es  estímulo y fuente de inspiración para que nuevas generaciones se incorporen a esta práctica.

Texto y foto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)

Profesor Julio Leopoldo Olmos Zárate

Proferos Julio Leopoldo Olmos Zárate (1905-1977)
Maestro e investigador de temas sanmartinianos y folklóricos. Trabajó en diferentes escuelas de la provincia como docente y directivo. Entre aquellas citamos a la Escuela doctor Guillermo Rawson. Alfabetizó a la juventud enrolada en las filas del Ejército Argentino.
En 1950, centenario del fallecimiento de José de San Martín, realizó una marcha a lomo de mula similar a la realizada en el Cruce de los Andes (1817). Siguió cronológicamente las etapas de la columna  del coronel Juan Gregorio Las Heras por la ruta de Uspallata. Fue acompañado por el profesor Marcelo  Humberto Cirot Olmos. Llegaron a Chacabuco el 12 de febrero, aniversario de la Batalla. Participaron de los actos oficiales y fueron recibidos por el gobierno de Chile como huéspedes de honor. En 1953 publicó Las seis rutas sanmartinianas que por  su valor histórico fue editado, años posteriores, por el Instituto  Nacional Sanmartiniano en 1978 y 2005. Asimismo Ediciones Culturales del gobierno de Mendoza, en 1995 publicó Desde San Lorenzo a Pichincha. Campañas sanmartinianas, escrita por el autor en 1960. Su último artículo se titula Monumentos y lugares históricos de Mendoza, publicado en la Revista de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza en 1975.
Su labor histórica y sanmartiniana fue reconocida por diferentes asociaciones. Fue miembro de número de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza, del Instituto Nacional Sanmartiniano, la Asociación Cultural Sanmartiniana de Mendoza, el Instituto de Estudios Históricos Militares de Perú y el Instituto  Mariscal Ramón Castilla, del mismo país.
En la ciudad de Godoy Cruz una importante calle del barrio Dolores Prats de Huisi, popularmente llamado “La Estanzuela”,  lleva su nombre.

Texto: Fabiana Mastrangelo (Pte. Junta de Estudios Históricos, filial Godoy Cruz)
Fuente y Material documental: María Esther Olmos Carreño